El Consejo Mundial de Energía es la principal red imparcial de líderes y especialistas que promueven sistemas energéticos asequibles, estables y sensibles con el medio ambiente para beneficiar a todas las partes involucradas.

Constituido en 1923, el Consejo es un organismo energético mundial, acreditado por las Naciones Unidas, que representa a todo el sector energético. Cuenta con más de 3000 organizaciones miembro, localizadas en más de 90 países, y están conformadas por gobiernos, empresas privadas o estatales, universidades y centros académicos, ONG y otros actores del sector.

El Consejo Mundial de Energía informa sobre estrategias energéticas a nivel mundial, regional y nacional a través de la organización de eventos de alto nivel donde se publican estudios acreditados y el trabajo realizado por una amplia red de miembros que facilitan el diálogo sobre políticas energéticas a nivel mundial.

El CME informa y sirve de guía a las estrategias del sector de la energía a nivel internacional, nacional y regional mediante la organización de eventos de alto nivel, la publicación de estudios y el fomento de la colaboración entre los miembros de su extensa red para facilitar un diálogo que permita crear políticas energéticas. La labor independiente e inclusiva del CME alcanza a todas las naciones y todo el espectro energético: desde los combustibles fósiles hasta las fuentes de energía renovables.

En un mundo donde muchas organizaciones no gubernamentales persiguen unos objetivos claramente partidistas, el Consejo Mundial de la Energía destaca como la única organización que congrega a todos los dirigentes dedicados a promover el suministro y uso sostenible de la energía en beneficio de todos.

Originalmente concebido como una organización para administrar una reunión de expertos en energía, el Consejo Mundial de la Energía se ha convertido en una de las organizaciones energéticas más influyentes del mundo. El Consejo Mundial de la Energía continúa cumpliendo su objetivo original al organizar el mayor evento mundial de energía, el Congreso Mundial de la Energía, y lleva a cabo una amplia gama de actividades para ayudar a promover la visión de un futuro de energía sostenible.

Historia

Desde su fundación en 1923, el CME se ha dedicado durante casi un siglo a ayudar a los dirigentes y pensadores de todo el mundo a comprender el paisaje energético. Su primer encuentro, conocido como World Power Conference, reunió a representantes de 40 países con el objetivo de ayudar a reconstruir la red eléctrica después de la Primera Guerra Mundial.

El Congreso Mundial de la Energía, como se conoce en la actualidad, se ha convertido en un evento que se celebra regularmente a nivel mundial y reúne a pesos pesados del mundo intelectual -como Albert Einstein y Max Planck- con especialistas del sector y expertos tecnológicos, para que compartan conocimientos y lleguen al fondo de las más importantes cuestiones relativas a la energía de nuestro tiempo.
El marco político necesario para obtener una energía que sea sostenible y asequible debe basarse en una verdadera comprensión de todos los aspectos del mundo de la energía. Además, debe ser realista, equilibrado y estable para que pueda atraer a los inversores.

Dar forma a la agenda energética

El CME engloba a las personas y las políticas que dan forma a los sistemas de producción y suministro de energía. Sin embargo, nuestro proceso excluye los intereses políticos y comerciales. Gracias a nuestra independencia, podemos servir de “barómetro” de los asuntos de mayor actualidad del sector de la energía para las personas clave en la toma de decisiones de los gobiernos, el sector y el mundo de la inversión.

El CME lleva más de 80 años publicando rigurosos informes que sirven a los legisladores y a los dirigentes del sector para sustentar sus decisiones más importantes.

Estudios e Informes

Observatorio mundial de asuntos energéticos: presenta un mapa de los asuntos importantes elaborado a partir de las opiniones de la comunidad de líderes de la energía expresadas en eventos como el Congreso Mundial de la Energía, las Cumbres Mundiales de líderes de la Energía y la Asamblea Ejecutiva. Este análisis ofrece una instantánea anual de los temas prioritarios de investigación para los líderes de la energía en el futuro y examina más de 30 asuntos clave, incluidos riesgos, políticas energéticas, infraestructuras y tecnología, y otros de índole política y regional específicos de cada país.

Escenarios mundiales de energía: el CME tiene una larga tradición de creación de escenarios que han influido en cómo percibimos el sector de la energía. Si bien la mayoría de los escenarios más conocidos son de tipo normativo, encaminados a que el mundo alcance un objetivo concreto, como un nivel concreto de CO2 en la atmósfera, el CME ha adoptado, junto con su colaborador en el proyecto, el Instituto Paul Scherrer, un enfoque diferente de tipo exploratorio. De esta forma, se obtiene una evaluación más anclada en la realidad del paisaje energético potencial, al situarlo entre dos escenarios extremos: el escenario Jazz, más descentralizado, y el escenario Sinfonía, más “orquestado”. Estos escenarios ofrecen a los responsables de la toma de decisiones una herramienta neutral y basada en hechos, que les permite medir el impacto potencial de sus decisiones futuras.

Recursos energéticos mundiales: este respetado estudio presenta estadísticas para las reservas y la producción de todos los recursos principales a nivel mundial, regional y nacional. Las notas por países examinan la evolución de la naturaleza del mix energético dentro de cada uno de ellos, y los análisis de expertos resaltan las fuentes de energía y tecnologías emergentes.
Trilema energético mundial: esta evaluación anual investiga el éxito de cada país a la hora de resolver el trilema energético: el triple desafío de encontrar soluciones para obtener energía de una forma segura, asequible y respetuosa con el medio ambiente. El Índice de sostenibilidad energética, incluido en el informe, es la clasificación más completa a nivel mundial de las políticas energéticas de los países, y muestra dónde se ha obtenido éxito y dónde se necesita mejorar. Sirve de plataforma para nuestro diálogo permanente con el sector y los legisladores.

Presencia mundial

El WEC fomenta el debate dentro de cada país y más allá las fronteras. Nuestros más de 90 comités miembros nacionales sustentan nuestra labor a lo largo del globo con su experiencia a todos los niveles de la comunidad energética. Por su parte, el WEC proporciona una perspectiva internacional a sus miembros que sirve de apoyo en la toma de sus propias decisiones en materia energética.

Comités miembros nacionales

Cada uno de nuestros miembros se une al WEC a través del comité nacional de su propio país, para formar un conjunto de personal clave de los gobiernos y del sector procedentes de más de 3000 organizaciones a nivel mundial, que representan la gama completa de intereses energéticos nacionales y todas las tecnologías. Cada uno de nuestros comités miembros es una importante organización autónoma en su propio país. Entre todos conforman la red más in uyente del mundo de profesionales de la energía dedicados a promocionar la energía sostenible.
Entre nuestros miembros se encuentran desde ministros de energía y directores generales de empresas multinacionales (quienes suelen ser los presidentes de nuestros comités nacionales), hasta expertos y profesionales de las áreas punteras del sector de la energía.
Si desea más información sobre nuestra red de comités nacionales, visite el siguiente enlace.